miércoles, 23 de junio de 2021

Una inspiradora historia pro-vida: El día que mi mamá dijo 'no'




Una verdadera historia de inspiración provida desde la perspectiva del niño que vivió.

Amo el movimiento pro-vida. Amo a la gente, la energía, las ideas y el llanto del corazón. El movimiento está lleno de personas que desean ferviente y puramente lo mejor para las mujeres y sus bebés. Hay un aspecto peculiar y sorprendente de la comunidad que siempre me ha encantado, y esa es la historia de inspiración detrás de por qué los líderes y defensores provida se vuelven tan apasionados.

Historias de inspiración


Casi todas las personas motivadas por esta causa tienen una historia adjunta a su pasión. Cada vez que tengo el privilegio de sentarme frente a otra persona y escuchar su historia sobre por qué luchan por la santidad de la vida, me asombra el poder de Dios.

Una y otra vez, Dios toma la temporada más desgarradora y problemática de la vida de alguien, y usa su experiencia para alinear su corazón con el de Él. Dios toma nuestro dolor más profundo y usa la historia para inspirar al mundo. Él es un Dios de redención y reconciliación, con nosotros en nuestro dolor. Es persistente, sin miedo a perseguir el corazón del que se aleja. Belleza por cenizas. Alegría por el duelo. Alabanza por la pesadez. Nuestro Dios transforma. (Isaías 61, 3)

La historia de mi mamá


Mi mamá se enteró de que estaba embarazada inesperadamente a los 20 años. Era soltera y vivía bajo el techo de sus padres, quienes la mantenían económicamente. Mi mamá sabía que el aborto estaba mal. Sin embargo, se convirtió en una opción real cuando enfrentó el miedo asociado con este embarazo. Temía que sus padres ya no la apoyaran y que la dejaran económica y emocionalmente independiente. Mi madre y su novio acordaron mutuamente seguir adelante con el procedimiento de aborto y programaron una cita para abortar a su bebé.

Mi mamá fue al quirófano. A continuación, el personal comenzó a explicar los detalles de su procedimiento de aborto. De repente, se sintió abrumada por la emoción. Su respiración se volvió irregular y lloró agresivamente. Mi mamá lloró tanto que hiperventiló y se desmayó.

La historia de inspiración de mi mamá

Después de unos momentos, se despertó con las enfermeras abanicando su rostro, informándole que estaba demasiado angustiada emocionalmente para abortar. Mi mamá volvió a la sala de espera para decirle a mi papá que todavía estaba embarazada. Como resultado de la experiencia emocional, decidió tomar la valiente decisión de dar a luz y ser madre de su bebé. Por lo tanto, necesitaba contarles a sus amigos y familiares sobre el embarazo. Se enteró de que muchos estaban entusiasmados con su embarazo. Sus temores de perder a sus seres queridos resultaron ser una mentira del enemigo. Mi mamá tuvo a su bebé y aquí estoy para contar su historia y cómo su historia ha afectado mi vida.

Doloroso comienzo de mi historia


Para ser sincero, esta historia cambió mi vida. Después de escuchar el testimonio de mis padres, mi percepción de mi vida comenzó a cambiar. Empecé a creer que era una carga para mi familia. Fui un error y no tenía ningún propósito. Mis padres nunca me desearon.

Estas mentiras me consumieron. Cada día meditaba desesperado. Estaba convencido de que se suponía que no debía estar vivo. Desde los meses de guerra espiritual en mi mente, me volví suicida. En otras palabras, ya no quería vivir. Sentí como si toda mi vida fuera una mentira. Mis padres, a quienes siempre vi como mis héroes, casi me sacaron de este mundo.

Un día, a la edad de 15 años, estaba decidido a acabar con mi vida. En un momento en el que haría cualquier cosa para aliviar el dolor que estaba conteniendo, Dios me interrumpió. Escuché una voz confiada, tierna y cercana, que ahora sé que pertenece al Espíritu Santo, hablandome en mis momentos de desesperación.

La historia de inspiración de Dios


Las palabras que escuché me marcarán para siempre: "Jess, es posible que tus padres te hayan dicho que no al principio, pero yo dije que sí, y tengo un plan y un propósito para tu vida". Después de escuchar esto, inmediatamente me di cuenta de que tenía una razón para vivir y mi depresión desapareció. Nunca más contemplé el suicidio. Finalmente, probé y vi que el Señor es bueno. En otras palabras, tenía una razón para vivir de nuevo. Mi vida cambió por completo. Decidí hacer de Jesús el líder de mi espíritu, mente y cuerpo.

La verdad de su inspiradora historia

Algo interesante que sucedió de inmediato fue mi realineamiento de perspectiva. Antes de Cristo, en mi depresión más profunda, nunca pude reconocer cuán increíbles, trabajadores, sinceros, honestos y bondadosos demostraron ser mis padres. Después de Cristo, los vi a través del lente de mi dolor y a través del lente con el que el enemigo me había cegado.

En conclusión, ahora lucho por la vida gracias a la valentía de mi madre.

¿Y tú por qué luchas por la vida? ¿Qué historia inspiradora compartes con los demás?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

BÚSQUEDA POR TEMA

DONACIONES

Notas recomendadas

Síguenos por email/Follow by Email