domingo, 28 de febrero de 2021

¿Conoces la historia de Santa Marana y Santa Cira? Solo salieron de su celda para visitar Tierra Santa



A pesar de que eran de familia acomodada y recibieron una educación para destacarse en el mundo, decidieron entregar su vida por completo a Cristo, a quien consagraron su virginidad.

Hoy, segundo domingo de cuaresma, la Iglesia nos convoca a celebrar a dos vírgenes reclusas, Santa Marana y Santa Cira.

De acuerdo a la “Historia Religiosa” de Teodoreto de Ciro, este obispo e historiador eclesiástico, dice que ellas hicieron parte de un amplio movimeinto ascético monástico en Siria.

Según el historiador obispo eran las dos santas de cuna acomodada, y había recibido una buena formación. Pero a pesar de haber sido preparadas para desempeñar un lugar de destaque en el mundo, prefirieron seguir un camino ascético que llevaban hombres y mujeres en la región.

En esa vida ascética, muchos decían que su fortaleza sobrepasaba a la de los hombres: contemplación, oración, penitencia.

El obispo historiador Teodoreto las conoció cuando ya llevaban 42 años de retiro, en la celda con una única ventana que habían construido.

Unas mujeres del lugar les llevaba alimento, y estas le retribuían con consejos, palabras espirituales. Santa Cira usaba como penitencia unas cadenas.

Se afirma que solo una vez salieron de su Siria, y fue a visitar Tierra Santa, y visitar la iglesia de Santa Tecla.

Tras recorrer con sus pasos las pisadas de Cristo, regresaron a su celda de vida ascética y celestial, y allí murieron en el año 440.

Se les atribuye su intercesión para una cantidad grande de milagros.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

BÚSQUEDA POR TEMA

DONACIONES

Notas recomendadas

Síguenos por email/Follow by Email