sábado, 1 de agosto de 2020

El peor "día" en la vida de un sacerdote


EL PEOR "DÍA" EN LA VIDA DE UN SACERDOTE

El Padre de un pequeño pueblo llegó a la iglesia animado y motivado para realizar otra misa vespertina. La hora pasaba y el pueblo no llegaba. Después de 15 minutos de retraso, entraron tres niños, después de 20 minutos entraron dos jóvenes.

Así que el sacerdote decidió comenzar la misa con los cinco fieles. En el transcurso de la misa, entró una pareja que se sentó en los últimos bancos de la iglesia.

Cuando el sacerdote hacía Homilía, entró otro señor, medio sucio, con una cuerda en la mano.



Decepcionado y sin entender por qué la débil participación de los fieles, el sacerdote condujo la misa animada y predicó con dedicación y celo.

Cuando volvía a la casa fue asaltado y golpeado por dos ladrones que se llevaron su portafolios donde estaba su Biblia y otras pertenencias de valor.
Llegando a la casa parroquial, mientras se vendaba las heridas, describió ese día como:

1) el día más triste de su vida,
2) el día más fracasado de su ministerio,
3) el día más infructífero de su carrera.



Transcurridos cinco años de aquel episodio, el sacerdote decidió compartir esta historia en la homilía dominical. Cuando terminaba de contarla, una pareja destacada de esa comunidad lo interrumpió y dijo:

- Padre, la pareja de la historia que se sentó en el fondo éramos nosotros.

Estábamos al borde de la separación en función de varios problemas y desacuerdos que había en nuestro hogar. Esa noche decidimos finalmente nuestro divorcio, pero primero decidimos venir a la iglesia para dejar nuestras alianzas y luego cada uno seguiría su camino. Sin embargo, dejamos la separación después de escuchar su homilía esa misma noche. Como consecuencia, hoy estamos aquí con el hogar y la familia restaurados.



Mientras la pareja hablaba, uno de los empresarios más exitosos que ayudaba en el sustento de obras de caridad en la iglesia saludaba, pidiendo hablar y al darle la oportunidad dijo:

- Padre, soy el señor que entró medio sucio con una cuerda en la mano. Estaba al borde de la quiebra, perdido en las drogas, mi esposa y mis hijos se habían ido de casa por cuenta de mis agresiones. Esa noche traté de suicidarme, pero la cuerda se rompió. Así que decidí comprar otra. Cuando me puse en camino, vi la iglesia abierta, decidí entrar sucio como estaba y con la cuerda en la mano.



Esa noche, su homilía perforó mi corazón y salí de aquí con ánimo de vivir. Hoy estoy libre de las drogas, mi familia volvió a casa y me convertí en el mayor empresario del pueblo.

En la puerta de la entrada de la sacristía, el Diácono gritó:
Padre, fui uno de esos ladrones que lo robaron. El otro murió esa misma noche cuando realizábamos el segundo robo.

En su maletín, había una Biblia. La leí cada vez que me despertaba por la mañana. Después de tanto leer, decidí participar en esta iglesia.



El Padre se quedó en shock y empezó a llorar junto con los fieles.

Después de todo, esa noche que consideraba como una noche de fracaso fue una noche muy productiva.



MORALEJA DE LA HISTORIA PARA LOS SACERDOTES

1- Ejerza su llamado (trabajo / misión) con dedicación y celo independiente del número de participantes.

2- Dale lo mejor todos los días, porque cada día eres un instrumento del bien para la vida de alguien.

3- En los peores días de tu vida todavía puedes ser bendición en la vida de alguien.



4- El día que consideras como el día más infructífero de tu vida en la tierra, en realidad es el día más productivo en el mundo espiritual.

5- Dios usa las malas circunstancias de la vida para producir grandes victorias.

6- Nunca digas: "Hoy Dios no hizo nada", solo por el hecho de que tus ojos nada ven.

Visítanos en Facebook y conoce todas las noticias del mundo Católico de actualidad.


CATHOLIC MAGAZINE depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo nuestra fe Católica, la cultura de la vida, la familia y la libertad de fe. AGRADECEMOS SU DONATIVO, DIOS LE BENDIGA

GRACIAS MIL



NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATHOLIC MAGAZINE.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

BÚSQUEDA POR TEMA

DONACIONES

Notas recomendadas

Síguenos por email/Follow by Email