martes, 9 de junio de 2020

Jesús creó la conexión entre el Purgatorio y la Transubstanciación Eucarística, pero los protestantes no entienden a Jesús.


Los católicos creemos en el purgatorio y la transubstanciación. ¡Y hay una conexión católica entre el purgatorio y la transubstanciación!

~ El Purgatorio ~

Los católicos creen que la Misericordia de Dios proporcionó un estado/lugar para la purificación final de las almas salvas por Cristo pero que murieron con las manchas de algunos pecados leves que no pudieron confesar antes de morir. Este lugar es el purgatorio y existe por la Gracia de Dios y por los Méritos de Cristo en la Cruz, pues es el precio de Su Sangre derramada en la cruz la que purifica a las almas. El purgatorio ha sido creado para la perfección de las almas que se requiere para entrar al cielo.

Aun así, el purgatorio no es un lugar del todo agradable, pues la purificación puede ser penosa. Pero en el purgatorio hay Esperanza. No hay esperanza en el infierno.

Los católicos rezan por las almas que se purifican en el Purgatorio. Nuestras oraciones envían sustento. Son "alimentados" por los "santos fotones" (le podemos llamar así ya que nuestras plegarias les llevan la luz de Cristo) de nuestras oraciones.

Las oraciones por las almas en el Purgatorio les proporcionan "fotones sagrados" que les dan fuerza en su proceso de purificación.

~ Transubstanciación ~

El milagro de la transubstanciación nos permite a los católicos obedecer esta Palabra  de Jesús:

"Si no comes Mi Cuerpo y bebes Mi Sangre, no tienes vida en ti".

¡Jesús habló de comer su Cuerpo y beber Su Sangre catorce veces y aun así los hermanos separados siguen sin creerle al Señor!

Sus discípulos fueron los primeros obispos católicos. Jesús los ordenó con el poder de presidir el milagro de la transubstanciación. Los Obispos y Presbíteros católicos han venido siendo instrumentos del gran milagro de la Transubstanciación en cada Misa desde hace 2000 años en que se celebró la Primera Misa, Presidida por Jesús en la última cena. ¡Y desde entonces los Apóstoles transmitieron esa autoridad a todos sus sucesores, los Obispos, que a su vez la han transmitido hasta los Obispos de nuestros días. ¡La Iglesia católica tiene la autoridad y el poder que Jesús le entregó!

¡Jesús les ordenó! "Hagan esto en memoria de mí".

~ ¡La conexión católica entre el purgatorio y la transubstanciación! ~

¡El poder de Jesús le permite estar presente en cada misa católica! El pan y el vino se transubstancian en su Cuerpo y Sangre. ¿Cómo? ¡"Santos fotones"! El pan y el vino se convierten en la esencia o sustancia de Jesús.

Describimos toscamente cómo tiene lugar esa transformación milagrosa: ¡"fotones sagrados"!

¡Los protestantes saben que estamos "hechos a imagen de Dios"! Los católicos vemos más allá. ¡La comunión nos permite tener El Cuerpo y la Sangre de Jesús en nosotros! ¡No estamos simplemente "hechos a imagen de Dios" ¡Dios se ha convertido en parte de nosotros! ¡Nos hemos convertido en parte de Él!

¡Ya que "nos convertimos en Jesús", estamos facultados para presidir nuestros propios "mini-milagros"! ¡Somos capaces de enviar nuestros "Fotones Sagrados" a los pozos del Purgatorio! "Alimentamos" a nuestros amados hermanos con los "santos fotones" que Jesús ha puesto en nosotros en cada Eucaristía.

~

Los protestantes no creen en el purgatorio o la transubstanciación. Los católicos sí. Los protestantes aun no le creen o no le entienden a Jesús en este punto. Los católicos sí le creemos al Señor.

¡Los católicos sí vemos por qué Jesús repitió: "Si no comes Mi Cuerpo y no bebes Mi Sangre, no tienes vida en ti" catorce veces!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

BÚSQUEDA POR TEMA

DONACIONES

Notas recomendadas

Síguenos por email/Follow by Email