lunes, 3 de febrero de 2020

Señor: Yo tengo un hijo que te ofrecí desde que abrí los ojos


SEÑOR: YO TENGO UN HIJO QUE TE OFRECÍ DESDE QUE ABRIÓ LOS OJOS 

Yo tengo un hijo que te ofrecí 
desde que abrió los ojos a las sorpresas de la vida.
Tú me dijiste que lo querías. 
Yo no te pido que me lo devuelvas. 
Te pido que si lo has llamado,
lo hagas digno instrumento de tus dones; que sea tu sacerdote. 

SEÑOR: 

Que sus manos - las pequeñas manos que acaricié en la cuna - 
ungidas un día con el Óleo Santo,
se transformen en manos milagrosas que den vida y salud a los enfermos y a los muertos del alma. 

SEÑOR: 

Es largo esperar varios años, 
pero no me canso de pedirte:
¡Déjame estar cerca de él en su primera Misa!
Te hará bajar del cielo con la misma voz con que lo oí decirme tantas veces: ¡Mamá! ¡Papá! 

SEÑOR, pongo en tus manos, mi ofrenda: 
a mi hijo. 

Amén. 


Visítanos en Facebook y conoce todas las noticias del mundo Católico de actualidad. 


CATHOLIC MAGAZINE depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo nuestra fe Católica, la cultura de la vida, la familia y la libertad de fe. AGRADECEMOS SU DONATIVO, DIOS LE BENDIGA 


NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días. 

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATHOLIC MAGAZINE.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

DONACIONES

BÚSQUEDA POR TEMA

Notas recomendadas