martes, 29 de octubre de 2019

Dios Creador, razonando con mis amigos ateos


DIOS CREADOR, RAZONANDO CON MIS AMIGOS ATEOS
Por Elenita Ibarra

El Libro del Génesis es ciertamente muy complejo que hay que estudiar guiados por la Iglesia, con empeño y mucho respeto, porque entre otras cosas, fue inspirado por Dios y escrito por los hombres. No por nada el Doctorado en Sagrada Escritura en la Iglesia es el que presenta más dificultades ya que incluye el estudio en latín, griego, arameo y hebreo (y en algunos casos hasta alemán), además del estudio de culturas antiquísimas de las cuales provienen los libros sagrados que emplean distintos géneros literarios.

No podemos tratar la Biblia como un libro cualquiera. La Iglesia ha estudiado las Sagradas Escrituras durante 20 siglos y es la que nos enseña correctamente los mensajes que contiene.

"En el principio Dios creó el cielo y la tierra"
(Gen 1,1)


¡Maravillosa aseveración! Los científicos sobre todo los astrónomos, han investigado la edad del Cosmos y han llegado a una teoría de que hace entre 13 y 15 mil millones de años, ocurrió una fenomenal explosión de la cual proviene todo el Universo con millones de Galaxias compuestas por millones de estrellas. Una explosión que han llamado "Big Bang", o sea, una explosión inimaginable, de una fuerza atroz y a una temperatura de billones de grados.

(Algo importante que señalar es que el creador de la Teoría del "Big Bang" fue el Sacerdote Católico George Lemaitre, quien era Astro físico y científico, admirado incluso por Albert Einstein. Lemaitre señala que precisamente la teoría del "Big Bang" precisa de una causa primigenia de un origen que no explica la casualidad o el azar)

Ahora, muchos de los astrónomos ahí se detienen. Suponiendo que la teoría del "Big Bang" sea cierta, se preguntan ¿Qué había antes del Big Bang? ¿Por qué sucedió?
Y responden: "Misterio…."
No sé atreven a declarar lo que Génesis 1,1 nos dice con sencillez y con absoluta lógica y verdad.

Necesariamente Alguien produjo el "Big Bang" y a ese Alguien lo llamamos Dios Creador. Tan obvio como el principio científico de Causa-Efecto. La primera Causa de todo lo que existe, necesariamente existía ya antes del Big Bang. Evidentemente la Creación nos señala sin lugar a dudas la existencia del Creador, la existencia de Dios.

El Libro de Sabiduría condena en su capitulo 13 a aquellos que contemplando la Creación, no han querido aceptar la grandeza y el poder de Dios: "Porque la grandeza y la belleza de las creaturas dan alguna idea del que les dio el ser" (Sab 13,9).
El físico-astrónomo alemán Arno Allan Penzias, Nobel de Física e investigador del "murmullo" de la gigantesca explosión que tuvo lugar al principio del Universo declaró lo siguiente:

"Si no tuviera otros que los primeros capítulos del Génesis, algunos Salmos y otros pasajes de la Escritura, habría llegado a la misma conclusión en cuanto al origen del Universo, que los que nos aportan los científicos"

En Génesis 1,2 se menciona al "Espíritu de Dios" que en hebreo significa "soplo o viento", concepto que aparecerá en el segundo relato de la creación del hombre cuando Dios "soplo" sobre el modelo de arcilla para darle vida. En Pentecostés sucedió un fuerte "viento" para iluminar y transformar a los Apóstoles: es el Espíritu Santo, el "dador de vida" el que fecunda las aguas. ¡¡Los científicos creen igualmente que la vida surgió del agua!!

Génesis 1,3 dice: "Dijo Dios, haya luz y hubo luz" ¡¡El Big Bang por supuesto!! Antes de las Galaxias, antes de las estrellas, antes de nuestros Sol, ¡Vaya que hubo luz! Toda la luz de todo el Cosmos en un solo instante, provocado por un simple deseo de Dios que con su Palabra Todopoderosa es capaz de cualquier cosa.

Ese "Dijo Dios" aparece continuamente en este primer capítulo de Génesis al relatar paso a paso la creación de todas las cosas.
La expresión"Dijo Dios", establece una separación de Dios y la Creación. El mundo no es Dios, ni es una prolongación o emanación de Dios. Dios es totalmente trascendente.

Me despido con este el hermoso himno que la Iglesia canta en el Libro de las Horas o Brevario:

"Palabra creadora de cósmicas grandezas rasgando poderosa la nada del silencio, inmenso manantial de múltiples bellezas eterno resplandor del único misterio.

Palabra que, hecha luz brillante y creadora, estalla en los abismos de la nada llenando los espacios y los tiempos de sonora sinfonía de ser, de amor y de esperanza".

Visítanos en Facebook y conoce todas las noticias del mundo Católico de actualidad.

https://www.facebook.com/catholicmagazine.net/

CATHOLIC MAGAZINE depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo nuestra fe Católica, la cultura de la vida, la familia y la libertad de fe. AGRADECEMOS SU DONATIVO, DIOS LE BENDIGA

GRACIAS MIL

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser, usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATHOLIC MAGAZINE.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

DONACIONES

BÚSQUEDA POR TEMA

Notas recomendadas