martes, 27 de agosto de 2019

Canadá: una misa negra pública en Ottawa


CANADÁ: UNA MISA NEGRA PÚBLICA EN OTTAWA

La primera misa negra oficial en la historia de Canadá se llevó a cabo el 17 de agosto de 2019 en Ottawa, en nombre de la llamada "libertad de expresión". Si bien los organizadores niegan haber usado una hostia consagrada, afirman, sin embargo, el uso de "símbolos y textos latinos". El arzobispo de Ottawa condenó el evento y su trivialización.

"El objetivo principal consiste en usar símbolos tradicionales e invertirlos para crear un ritual invertido de la misa tradicional", declaró Nicholas Marc, uno de los organizadores de la ceremonia satanista, a Global News el día 7 de agosto.

Al afirmar que la blasfemia es "el grado más alto de la libertad de expresión", Nicholas Marc, cuya intención, según él mismo, no es provocar, quiere hacer creer que "no se ataca a los católicos al actuar de esta manera". (sic).

Marc, quien se crio en la religión católica y confiesa haber asistido a la misa tridentina en su juventud, agregó que el número de seguidores del culto que dirige ha crecido constantemente desde su fundación en 2016.

La necesidad de reparar las blasfemias públicas

Monseñor Terrence Prendergast, arzobispo de Ottawa, describió el evento como "aborrecible": "Parodiar y burlarse de la misa, como lo hace este ritual satánico, es aborrecible y tendrá graves consecuencias para los involucrados, en esta o en la otra vida", declaró el alto prelado.

Uniendo las acciones a las palabras, un centenar de fieles católicos acompañados de sacerdotes se reunieron cerca del templo satánico para denunciar la blasfemia y realizar un acto de reparación.

Efectivamente, las blasfemias públicas rara vez permanecen sin consecuencias: recordemos los dramáticos acontecimientos del 8 de mayo de 1902 en Martinica. Ese día, fiesta de la Ascensión, la erupción del Monte Pelée destruyó en un abrir y cerrar de ojos la ciudad de Saint-Pierre, matando a casi 40,000 personas de los 100,000 habitantes de Martinica en esa época.

El 28 de marzo anterior, Viernes Santo, una procesión de librepensadores se dirigió a la cima del volcán, al ritmo de un viacrucis pseudo blasfemo, para arrojar dentro del cráter una imagen de Cristo. ¡Lo que sucedió el 8 de mayo siguiente fue todo menos una coincidencia!

"No ofendas a Dios, Nuestro Señor, porque ya está muy ofendido", dijo la Virgen en Fátima en 1917. Ojalá que esta advertencia sea escuchada, especialmente en las naciones apóstatas. En Canadá, la cruz fue plantada el 24 de julio de 1534 por Jacques Cartier en Gaspé. Con 10 metros de altura, esta cruz marcó el comienzo de la misión de civilización y conversión de todo un país, para la gloria de Dios y su Iglesia.




Visítanos en Facebook y conoce todas las noticias del mundo Católico de actualidad.

https://www.facebook.com/catholicmagazine.net/

CATHOLIC MAGAZINE depende del apoyo de lectores como tú para seguir defendiendo nuestra fe Católica, la cultura de la vida, la familia y la libertad de fe. AGRADECEMOS SU DONATIVO, DIOS LE BENDIGA

NOTA IMPORTANTE: La publicidad que aparece en este portal es gestionada por Google y varía en función del país, idioma e intereses y puede relacionarse con la navegación que ha tenido el usuario en sus últimos días.

Nuestros artículos están hechos para la evangelización y difusión de la verdadera fe católica y pueden ser, usados, compartidos o publicados libremente en distintas páginas o foros, sin fines de lucro, siempre que se haga mención del autor del artículo, los créditos debidos y el nombre de ésta página, CATHOLIC MAGAZINE.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

BÚSQUEDA POR TEMA

DONACIONES

Notas recomendadas

Síguenos por email/Follow by Email